Trucos para limpiar rápido tu cocina

tips-para-limpiar-cocina

Las labores de la cocina no son fáciles y la principal culpable es la grasa. Antes de que empieces a combatirla, mueve la licuadora o la cafetera de su lugar para asegurarte de que las bacterias -el enemigo número dos de la cocina- no se desarrollen debajo de ellas.

Si sólo tienes 15 minutos

Limpia las superficies y el fregadero. Aplica desinfectante al fregadero y déjalo remojar para que el producto pueda eliminar los virus y las bacterias. Mientras tanto, rocía con spray las encimeras. Después de unos minutos, frota el fregadero con una esponja, enjuaga muy bien y seca. Regresa a las cubiertas y pasa un trapo de algodón o microfibra para secarlas también.
Barre tus pisos. Barre para eliminar el polvo, usa una escoba tradicional o un mechudo o mopa que retiene más suciedad y reduce el tiempo de limpieza.
Asea la manija del refrigerador: Te tomará un par de segundos, usa un paño y desinfectante ya que este sitio puede guardar más bacterias de las que imaginas.
Si puedes tomarte 30 minutos

Añade lo siguiente:

Trapea: Rocía el piso con un limpiador multiusos, el truco lo hará la mopa de microfibra. Este utensilio facilita mucho el trabajo, en minutos tendrás listo el piso de la cocina sin tener que usar un balde de agua.
Limpia la superficie de tus electrodomésticos: Al eliminar el polvo que se acumula con los días darás a tu cocina una mejor presentación.
Si te quedas una hora completa

Añade lo siguiente:

Lava la parte externa de tus alacenas: Límpialas de arriba abajo con una esponja suave y una solución de agua tibia y jabón lavatrastes. Si los gabinetes son de madera, usa un limpiador especial para este material.
Si le dedicas medio día

Añade lo siguiente:

Limpieza profunda: Para refrescar el interior de tu refrigerador, límpialo con una solución de tres cucharas de bicarbonato y cuatro tazas de agua tibia. Asea el microondas por dentro con un limpiador multiusos y utiliza una espátula para remover los restos de comida.
Desempolva y limpia también por dentro. Elimina las migajas de pan dentro de las alacenas con la aspiradora o un trapo húmedo.
Tómate el tiempo que puedas y pon en práctica estos consejos para tener una cocina limpia en un dos por tres.